Categorías
Reflexiones

Los ojos del alma

Es tarde, comienza a oscurecer después de un día luminoso. El mundo es presente con gentes que peregrinan por él.

Los ojos se cierran, los parpados abrigan las pupilas aún vulnerables. Es dulce cerrarlos cuando siempre se mantuvieron abiertos, detenerse cuando siempre se estuvo caminando. Reír, llorar, encontrar la belleza en la locura.

Ingenuidad, niñez, sencillez, que van llenando el pozo del desencanto dejando algo de soledad en el alma.

El cielo se ha convertido en mar. Las nubes son inmensas olas, y las estrellas puntos lejanos que besan la línea del horizonte.

Los ojos del alma dan un sentido al sinsentido, los ojos del alma no tienen edad.

Una respuesta a «Los ojos del alma»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s