Categorías
Poesía

La mejor senda

Llueve,

entre la plata y el metal de la calzada,

y estas gotas de agua me están limpiando el alma.

El sol se me escondió y entre tinieblas

gané la libertad, y di la soledad como moneda.

Atrás quise forjar, un mundo de ilusión,

una quimera,

me reinventé el amor, di, perdí,

y siempre confundí  la mejor senda.

Llueve,

y hoy, por aquello que luche

ya me golpea,

esperando de mi mejor respuesta.

Entre la plata y el metal de la calzada llueve…

y estas gotas de agua, me están templando el alma.

En la noche…. el agua por el cristal avanza

fundiendo en una sola las gotas de mi cara.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s