Categorías
Poesía

Amanecer

La vida vibra en caricias

cuando llega la mañana

y aligera cada día

la pesadez de la carga.

Luz volátil y ligera,

de suave frescor, temprana.

Cuando la mañana avanza

 el sonido lentamente

toma forma en mil gargantas,

que entre la magia y el sueño

saben que la vida escapa.

Pues la vida es el fragor

entre un silencio al nacer

y el silencio de morir que es silencio al renacer

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s