Categorías
Poesía

Canto a la vida

Tu agonía es mi agonía,

tu dolor es hoy mi llanto,

mil lamentos que lanzara no cubren siquiera un trecho

de tu sangre en mi regazo.

Mi gran pequeño tesoro

quiero cantarte hoy despacio…

no quiero mirar atrás por un camino ya andado,

debes trazar uno nuevo,

debes sembrarlo, mimarlo.

Camina por tu camino, siembra rosas y no llanto, labrador

 solo tú puedes trazarlo.

 Artífice de tu destino, solo tú puedes pintarlo

en este canto a la vida, tu vida que está llamando,

tímida vida que emerge al renacer de tus años,

al encuentro claro y limpio de mil estrellas hermanas

que te esperan a su paso.

Mi gran pequeño tesoro

lánzate al mar sin descanso y guerrea entre las olas

de triunfos y desánimos,

son impostores inertes que confundirán lo andado.

Inunda el alma de luz y vive sin desencanto.

Si tu fe nace de ti tu camino está creado.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s